1) Los gastos militares de Usa superan en casi  ¡13 veces! a los de Rusia,   con los de Inglaterra suman una vez más, y con  los del resto de la OTAN la superioridad alcanza a ¡18 veces! Este dato muestra de entrada quién amenaza a quién.

2) No es Rusia la que rodea a la OTAN de bases militares, sino a la inversa.

3) Finlandia y Austria se mantienen neutrales y fuera de la OTAN. Esto es lo que exige Rusia de Ucrania.

4) El gobierno ucraniano rechaza la neutralidad y prefiere entrar en la OTAN con una política antirrusa, contraria a los intereses y sentimientos de gran parte de su propia  población.

5) La política antirrusa de Ucrania amenaza así la paz en toda Europa, con respaldo de la OTAN.

6)  La cuestión de la democracia no está en juego en Ucrania por parte de nadie, cuando hoy la UE  y Usa evolucionan a una tiranía LGTBI, abortista, multiculturalista y que intenta reglamentar desde el poder la vida personal de la gente, incluidos sus sentimientos.

7) ¿Es Rusia un país democrático? ¿La acosa la OTAN por esa razón?   ¿Son acaso democracias regímenes  aliados de la OTAN como Marruecos o Arabia Saudí?

8 ) La cuestión de la democracia interna en Rusia  solo pueden abordarla los propios rusos, no una política exterior de acoso y chantaje.

9) Importa recordar los precedentes: en supuesto nombre de la democracia, la OTAN ha perpetrado una serie de agresiones que han generado guerras civiles, millones de víctimas  y la destrucción de países enteros, como Irak, Libia o Siria.

10)  ¿Cuál es, entonces,  el motivo real del acoso de la OTAN a Rusia a través del régimen antirruso de Ucrania? Con toda probabilidad se trata de una visión estratégica para dividir Rusia en varios estados. Según una vieja doctrina, eso sería bueno para “la seguridad mundial”.

11) España no es aliada de Rusia, mientras que la OTAN respalda la invasión de territorio español en Gibraltar y las pretensiones marroquíes de imitar a Inglaterra en Ceuta y Melilla.

12) A España no se le pierde nada en el conflicto de Ucrania. El PP y el PSOE intentan embarcar al país en el conflicto utilizando a los españoles como carne de cañón de intereses ajenos y al servicio de potencias que invaden nuestro territorio.

13) Este problema vuelve más acuciante para España dotarse de una política exterior independiente, que debe ser neutral, como  en la dos guerras mundiales anteriores.

Pío Moa ( El Correo de España )