EL 155.555.555,555

Mañana por la mañana, más bien temprano, probablemente a primera hora del día, con luz natural, si el tiempo no lo impide y con permiso de la autoridad competente (judicial, por supuesto), salvo que sucediera algo que llevare a considerar lo contrario o se produjeran circunstancias imprevistas que hicieran aconsejable su suspensión parcial o total, dentro de los cauces habituales previstos por la legislación que emana del Parlamento y del Senado, que constituyen las Cortes Españolas, previo dictamen requerido al Consejo de Estado y teniendo en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo y de los Tribunales de Justicia de las Comunidades Autónomas, así como las normativas en vigor dentro del ámbito municipal, comarcal y provincial, referidas todas a la legalidad constitucional como normativa superior vigente, así como al ordenamiento jurídico de la Unión Europea en el que se inserta plenamente el español, tanto en su ámbito jurídico como judicial, amén de los tratados que España tiene suscritos en el marco de la ONU, la UNESCO y demás organismos internacionales y extra-europeos, entendiendo que la salvaguarda del bien común es aquel objeto que merece mayor respeto y protección por parte de todos los poderes del Estado y órganos de la Administración, estatal, autonómica y municipal, cuya legitimidad emana inequívocamente de la soberanía nacional, sita en el pueblo español como único e indivisible sujeto constituyente del Reino de España como Estado Social y Democrático de Derecho y en orden a asegurar sus valores basales, el Gobierno de España comenzará a dar los primeros pasos para la puesta en marcha de la necesaria toma de contacto con vistas a la intervención de aquellas áreas que se consideren más adecuadas para la salvaguarda efectiva de los derechos y libertades de todos los ciudadanos, que constituyen el horizonte de toda acción política sujeta a los principios de legitimidad, legalidad y búsqueda de la plena seguridad jurídica de los ciudadanos españoles, de los países de la Unión Europea y de los extranjeros que viven y desarrollan su actividad laboral en nuestro país, así como de sus bienes y propiedades, activará los trámites previstos por la Constitución en el artículo 155.555.555,555~.

Vamos, que lo de Cataluña va para largo.

Federico Jiménez LoSantos ( El Mundo )