1º DE ABRIL DEL 2020

“En el día de hoy, cautivos y desarmados los nacionales, todos en prisión domiciliaria en sus casas, y vigilados por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y el ejército nacional, los comunistas hemos ganado la guerra civil.»

La guerra ha terminado, pero ahora empieza la toma del poder absoluto.

Me he hecho cargo del CNI, y desde la Subcomandancia del Gobierno, en realidad mandamos, y no tardaremos en echar al tonto de Pedro Sánchez y toda su banda de socialistos.

Controlamos todos los medios de comunicación social, especialmente las televisiones públicas y privadas, así como radio nacional de España.

Estamos subvencionando generosamente a los medios de comunicación social que nos son afines, y haremos la vida imposible a todos los demás mediante las fiscalías contra el odio y la discriminación racial, cuya principal función es acabar con todos los enemigos del pueblo, es decir, todos los que se opongan a nuestro gobierno.

Hemos okupado el poder, y asaltado el Cielo.

Nuestro partido comunismo bolivariano español ha ordenado que ningún propietario pueda desahuciar a sus inquilinos, aunque no le paguen el alquiler, por ser una grave y flagrante opresión del capital sobre los camaradas ciudadanos.

También hemos ordenado que las compañías de telefonía, electricidad, gas, etc., no puedan privar del servicio a ningún ciudadano, pues todos tenemos derecho al comunismo, es decir a disfrutar de todo, sin aportar nada.

Asimismo estableceremos una renta básica universal, para que nadie tenga que trabajar, y todos podamos dedicarnos a cultivar nuestro espíritu, fumar porros y tomar otras sustancias estimulantes, beber abundantes bebidas alcohólicas y mantener relacione sexuales con quien nos apetezca, generando hijos que no serán nuestros, sino del Estado.

Y, por último, he decretado que todos los empleados públicos y trabajadores no tengan que ir a trabajar, pues la actividad laboral encadena y esclaviza a las mujeres y hombres libres que somos, de forma que todas nosotras, y todos nosotros, podamos disfrutar de la vida humana, desde el nacimiento hasta que el Estado quiera aplicarnos la eutanasia, a excepción de la cúpula dirigente, que por ser un bien del Estado, tenemos derecho a vivir hasta la eternidad”.

Primer Año Triunfal de la Nueva Era de España.

Pablo Iglesias Turrión,

Subcomandante en funciones, y Comandante efectivo del Partido Único Comunista de España.

Ramiro Grau Morancho ( El Correo de España )