8-M

Mañana pensemos en el mundo árabe. «En la mayoría de los países árabes, las constituciones prevén la igualdad pero pocos países tienen leyes que directamente prohíban la discriminación (…)

Son sociedades donde las mujeres todavía están sujetas a los patrones patriarcales, la discriminación legalizada, la subordinación social y el dominio masculino arraigado, y expuestas a la violencia doméstica e institucionalizada.

En algunos países árabes, las penas por los ataques contra las mujeres, incluso los asesinatos, se ven reducidas si se puede establecer que el autor cometió un ‘crimen de honor’ y el código penal discrimina a las mujeres en caso de adulterio.

En la mayoría de estudios, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres están más restringidos en los países árabes que en las demás regiones del mundo (…)

La proporción de mujeres en los parlamentos en los países árabes es el más pequeño del mundo, con un mero 16% [y un largo y triste etcétera de agravios y discriminaciones contra las mujeres]»

Tadeu ( El Mundo )