En el último pleno de la Comunidad de Madrid barrió a los comunistas, señora García, y a los socialistas, señor Lobato, y de paso al mentiroso de la Moncloa, señor Sánchez.
«Mientras a mi hermano le acusaban falsamente de una comisión de 55.000 euros, a su hija la han despedido por apropiación indebida de dos millones de la caja de la UGT».
Claro, añadimos nosotros, que «el que roba a un ladrón tiene cien años de perdón» y lean la crónica que hoy escribe O. Maya en «Libertad Digital»:

Tres asuntos sobrevolaron la sesión de control al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de este jueves en la Asamblea: el acto de conciliación que la presidenta madrileña tiene con CCOO por sus palabras en esRadio acerca de la atención a los ciudadanos en los centros de salud; el contrato donde participó su hermano Tomás Díaz Ayuso; y, ahora también, las millonarias comisiones recibidas por Luis Medina y Alberto Luceño por suministrar material sanitario al Ayuntamiento de Madrid.

Los grupos de la izquierda trataron de desgastar a la presidenta de la Comunidad poniéndolos en el cetro del debate. La portavoz de Más Madrid, Mónica García, fue incluso más allá afirmando que «el escándalo de (José Luis Martínez) Almeida es también» el de Ayuso. Pero uno de los peor parados en el rifirrafe con la jefa del Ejecutivo regional fue el portavoz del PSOE, Juan Lobato.

«Sigue sin contestar a las diez preguntas que le hice sobre el negocio de su hermano con la Comunidad de Madrid. Y esa es la diferencia entre usted y yo, que yo siempre doy la cara y respondo a todas las preguntas y, mientras tanto, usted va acumulando decepciones», le dijo Lobato.

El portavoz socialista pasó después a lanzarle algunas propuestas a Díaz Ayuso, como un bono de transporte gratuito en los próximos meses y, tras ellos, que pase a costar «30 euros; 20 para los jóvenes». Y parafraseando a Mónica García le espetó: «Señora Ayuso, míreme y dígame si le parecen correctas estas propuestas. 

¡Pero míreme, señora Ayuso, míreme a los ojos! Ya sabe que quien no mira a los ojos o está faltando al respeto o tiene algo que ocultar o no es de fiar. Y por respeto a los cientos de miles de madrileños que representamos le pido que nos mire a los ojos y que nos respete», concluyó.

«El señor ‘Juan el del tebeo’ tiene que ser un poco más adulto para admitir que estamos en un Parlamento y que la gente toma notas y lo que hay que hacer es guardar silencio cuando está hablando la persona que tiene el uso de la palabra, como hago yo cuando hablan ustedes. ¿O también van a fiscalizar cómo miro y cuándo hablo?», le replicó la presidenta madrileña.

Se refería Ayuso a las viñetas elaboradas por los socialistas madrileños que publicaron hace unos días, donde Lobato se convertía en el protagonista de un cómic para acercar algunas de sus propuestas a los jóvenes de entre 20 y 40 años.

«Le agradezco sus propuestas, pero yo le diría que tiene que leer menos cómics y más lo que estamos haciendo desde la Comunidad de Madrid», le aconsejó. «Yo creo, señor ‘Juan el del tebeo’, que no sé si es normal que a las personas de 20, 25 y 30 años haya que hablarlas a través de dibujos, yo creo que hay que tratar a los ciudadanos como adultos«.

Y pidió a Lobato que le juzgue por sus actos, algo que ni siquiera «están haciendo con su propia compañera». Se refería Ayuso a la diputada socialista Carmen López a la que el PSOE ha decidido apartar de todas sus responsabilidades en las comisiones de la Asamblea en las que participaba, como la de Vigilancia de las Contrataciones, después de conocerse que su hija ha sido acusada de estafa y falsedad en documento mercantil por apropiarse de dos millones de UGT, sindicato en el que trabaja, según la Fiscalía.

«La están juzgando por ser la ‘madre de’; díganme cuál es el delito que ha cometido ella cuando tienen corrupción (los socialistas) en San Martín de Valdeiglesias, en Alcorcón o en Móstoles. Vaya líder que mata al amanecer a uno de los suyos…

Es verdad que en vigilancia de las contrataciones no parecía la más ducha porque tener en la familia a una persona que se gana dos millones de euros, va con dos Mercedes, que parecía el anuncio del Euromillón… Pero vaya investigación que han realizado ustedes porque esto ya se sabía desde hace meses y nosotros no decíamos nada porque sabíamos separar lo que ocurrió en la cúpula de la UGT con lo que ocurría en su banquillo.

Si veo que lo relacionan lo que me están demostrando es que en investigación van muy mal. Así que en ese tebeo a lo mejor no hace falta escribir más sino dedicárselo a Mortadelo y Filemón«, concluyó entre el aplauso de su bancada.

Julio Merino ( El Correo de España )

viñeta de Agustin Muro