A MÍ, SÍ ME REPRESENTA

He leído que un presentador de uno de los programas más asquerosos de la telebasura ha declarado que el Rey no lo representa. Luego he visto unas fotos de este sujeto, que supongo las habrá subido él a las redes, tumbado en un asiento de sala de fiestas con una buena borrachera encima, o medio recostado con la bragueta abierta y con manchas de lo que parece orín en los pantalones, o con pintas de haber consumido alguna sustancia de esas tan recomendadas por los médicos para situarse en primera fila de sufrir algún problema cerebro vascular.

Este individuo, cuya calificación moral evito, no es precisamente un ejemplo de español medio, trabajador y decente. Por esa razón, me alegra que haya hecho esas declaraciones.

No me gustaría coincidir con él en ningún grupo humano, o sociológico o cultural….

Fernando Vilches ( La Razón )