A VUELTAS CON LA ASIMETRÍA

El escándalo de la corrupción solo se aplica para el PP. La noticia en exclusiva que ayer publicó ABC, según la cual en Andalucía se compraba la voluntad electoral de los ciudadanos con dinero público, es probablemente uno de los mayores bochornos de la democracia moderna.

Una práctica que nos retrotrae al siglo XIX, al tiempo del caciquismo. Comprobar que en algunos aspectos, aunque estemos rodeados y envueltos en la parafina de las nuevas tecnologías, seguimos tan atrás en nuestra Historia es, cuanto menos, descorazonador.

Tan desconcertante como escuchar al candidato del PSOE menospreciar la libertad de expresión, en ese permanente ejercicio de sectarismo que sustenta su trayectoria política.

Si esto mismo lo hubiese perpetrado el PP, estaríamos ahora mismo saturados de programas especiales en casi todos los canales y pidiendo algún tipo de acción extraordinaria para penalizar a sus protagonistas.

Vendrá un tiempo en que nuestros descendientes se avergonzarán de semejante asimetría y de la incapacidad de nuestra generación para el escándalo.

El Astrolabio ( ABC )