ABRAN LAS FRONTERAS

El balance no puede ser peor: el maltrato al sector turístico dejará un millón de parados y ochenta mil millones de pérdidas. Cualquiera diría que los españoles estamos como para seguir jugando con nuestro futuro.

Todos los organismos internacionales y nacionales del ámbito económico nos advierten de un desastre en esta materia a partir del otoño. Repito lo que tantas veces he escrito: ojalá se equivoquen.

Pero si no es así, el Gobierno debe tomarse muy en serio el relanzamiento de la economía productiva y el primer paso sería ayudar de manera decidida al turismo, un sector que representa nada menos que el 12,5 por ciento del PIB.

Los del camarote de los hermanos Marx, según Felipe González, invocan un día sí y otro también a Europa. Pues tomen buena nota de lo que está ocurriendo allí.

Los países más poderosos de la UE abren sus fronteras, mientras nosotros queremos darle la puntilla al sector terciario.

Esto tiene que ver con las lentejas de miles y miles de familias. Si no creamos riqueza, no podremos repartirla.

Siguen pensando que el dinero crece en los árboles.

El Astrolabio ( ABC )