Adiós, bravura, adiós, testosterona,
adiós, inteligencia cayetana,
eetorna la desidia rajoyana,
pancista, rutinaria y tontorrona.

La habitual derecha mansurrona,
ha regresado, estólida y liviana,
se encumbran el hastío y la desgana,
la lucidez gallarda se arrincona.

Casado quiere viejos aires nuevos,
para un PP sin bríos y sin huevos
y vuelta, una vez más, la burra al trigo.

Será un PP admitido por La Secta,
pero eso sí, por lo que a mí respecta,
no volveré a votarlos, ya les digo.

Fray Josepho ( Libertad Digital )