¿Para qué han servido 20 años de lucha de nuestras Fuerzas Armadas?

¿De qué ha servido los 102 muertos españoles, que allí han dejado su Bendita sangre?

¿Para qué ha servido el coste de 4.000 millones de euros, de esa ingente operación, sin sacar nada a cambio?

Nuestros militares, han demostrado una vez más y en uno de los conflictos más difíciles y trágicos de todos los avisperos, en dónde estos tiranos, mediocres y cobardes politicastros, les han enviado, ser las tropas, mejor adiestradas, con la mente más clara, el corazón con los ciudadanos afganos y la valentía como Bandera.

Recuerdo a ese militar, no sé si en este conflicto o en alguno de los 20 mayores y más peligrosos avisperos, en dónde han estado y siguen estando nuestras tropas, en el que al paso de su carro, explotó una mina y a él hubo que amputarle una pierna y recuperándose en un Hospital español, ya con solo una pierna, sonriendo dijo:

“Pido a mis Jefes, que me autoricen ir de vuelta a ese conflicto, para seguir luchando al lado de mis compañeros”

¿Es esto propio de un soldado o solo de un HÉROE?

En esta Guerra en la que tantos de los nuestros han dejado la vida, hemos tenido que oír de unos malnacidos Gobernantes, todos, en particular el asesino bolchevique que está con Maduro, para asesinar a los venezolanos de la oposición. Este tirano malnacido y otros, dijeron, sin caérseles la cara de cemento que tienen, que:

“Nuestros soldados estaban en un lugar seguro, pues solo van ayudar a la población, atenderla sanitariamente, construir diferentes edificios, puentes, carreteras, …  y  repartir golosinas”

Si en ese momento, hubieran cogido a ese canalla y le hubieran llevado a Afganistán y entregado como regalo, a los Talibanes, para que éstos, le hubieran dado su merecido.

Yo, soy el padre de un hijo muerto y buscaría la forma y los modos, para a ese canalla, asestarle 4 tiros y dar ejemplo a los que piensan así, que fueron muchos, quizás demasiados,  pero estamos soportando, lo insoportable, porque nos hemos convertido en un pueblo sin virilidad, en una masa lanar, cobarde, despreciable e indigna.

Ante esa barbaridad; ¿Qué han hecho los pobres familiares, madres, padres, hijos, hermanos, …. Y demás familia, al oír esas palabras que son más que un insulto, un desprecio a la vida de los nuestros? Tragar, llorar, asumir, llorar, …., y tener que vivir, muertos en vida.

Por este territorio afgano, han pasado y participado: 27.000 militares españoles

Los soldados españoles llevaron a cabo más de 28.000 largas patrullas por la ruta Lithium, recorrieron unos tres millones de kilómetros, efectuaron 1.400 misiones de desactivación de explosivos y otras. Adiestraron a más de 13.000 militares afganos.

Durante todos estos años, España también se implicó activamente en la reconstrucción del país. A través de diferentes agencias y departamentos, los Gobiernos de diferente signo político financiaron la construcción de todo tipo de infraestructuras (carreteras, hospitales, escuelas o aeropuertos…) y colaboraron en infinidad de iniciativas para el desarrollo de Afganistán.

Y lo triste, después de tantos héroes muertos, es que somos y nos hemos convertido, junto a otros Países, en el “Cortafuegos”de estos malditos Gringos, que abren conflicto, tras conflicto, implican a todos los Países a su servicio, ellos se llevan la ganancia, si hay petróleo o algo que rascar y los demás invertimos vidas y dinero, para que una pobre población, sufra las graves consecuencias, una vez que todos, empezando por los gringos, huimos, dejando atrás a tantos inocentes, que serán pasados a cuchillo todos y hasta los bebés.

España, ha rescatado a muchos pobres afganos, otros Países también, pero la pregunta es:

¿Cuántos miles de inocentes afganos, hemos dejado allí a su suerte, que serán pasados a cuchillo, por estos endemoniados y engendros diabólicos, que no admiten a nadie que esté contra ellos?

¿A cuántas mujeres las pasarán a cuchillo, por quitarse el “velo”y ahora negarse a ponérselo?

Los militares españoles, dentro de sus 1.400 misiones, muchas de ellas en batallas a sangre y fuego, solo relataré una de tantas, concretamente la acaecida el 3 de septiembre de 2009, en la que un grupo de militares españoles del Ejército de Tierra (pertenecientes al Mando de Canarias) y del Ejército del Aire (un Equipo de Control Aéreo Táctico) estaban de patrulla en el paso de Sabzak, al sur de Qala-i-Now, cuando sufrieron una emboscada por parte de talibanes.

Durante la batalla que duró 9 horas, los españoles cayeron en una trampa siendo rodeados y tiroteados por todos lados. En el transcurso del combate, una bala rebotada impactó en la pierna del sargento Serantes, que fue evacuado por sus compañeros. Por aquella acción le fue otorgada la Cruz Mérito Aeronáutico con distintivo rojo al Capitán Carlos Javier Martín Traverso, del Ejército del Aire, y la Cruz Mérito Militar con distintivo rojo a los capitanes Miguel Ángel Fresneda Morales, Alberto Martín Calvo, Antonio Muñoz Galdeano y Iván San Miguel López, a los sargentos Antonio Chincoa Carvajal, Carlos Rachid Gómez Kouiche y José Enrique Serantes Álvarez, y al cabo Marco Álvarez Méndez.

Al día siguiente, otra patrulla de españoles, que escoltaban a una patrulla de la policía afgana, fueron atacados con fusiles y lanzagranadas, por el mismo paso que 24 horas antes resultó herido el Sargento Serantes.

Este hostigamiento y combate, duró 5 horas, con intercambio de fuego. En el combate lograron abatir a 13 insurgente afganos, que resultaron muertos

Las tropas españolas, en el fragor de la lucha, prohibieron ayuda aérea, por temor que los disparos de los helicópteros, pudieran producir bajas civiles en una aldea cercana.

En el combate los soldados españoles,  lograron abatir a 13 insurgente afganos, que resultaron muertos y otros tantos heridos. Sin causar baja alguna entre los militares españoles.

A pesar de todo, los españoles, una vez más, han cumplido como los mejores soldados y pueden regresar orgullosos y con la dignidad muy alta.

¿Alguien cree, que nuestros héroes, se quedaran allí solos, luchando contra estos fanáticos demonios, una vez que los Gringos y las demás naciones han abandonado esa tierra a su suerte?

Lo triste es que nuestros maravillosos militares, no empleen su fuerza, su poder, su valentía, aquí, dentro de nuestras fronteras, empezando con una visita por el Palacio de la Moncloa, para seguir la ruta del Palacio de la Zarzuela, las Cortes y el Senado de los paniaguados y hacer una limpieza general, que falta nos hace, para salir de este estado, que padecemos, con las peores Ratas y Hienas.

¿Y esa Lección pendiente, para cuando…?

Héroes del Aire en Afganistán.

Miguel Sánchez ( El Correo de España )