AFRICANOS EN MADRID

Lo mejor que puede hacer Europa es invertir en África. La frontera entre este continente y España es la más desequilibrada del mundo por la diferencia de renta entre uno y otro lado. Por eso, seguimos siendo un imán de atracción para tantos africanos que persiguen el sueño eterno de todo ser humano: huir de la miseria y tratar de rozar siquiera el bienestar.

Estamos, por tanto, ante un problema complejo que sólo se resuelve desde una posición inteligente de cooperación eficaz y eficiente con los países de origen de los inmigrantes. Lo más aconsejable sería tomarse en serio la operación de contribuir a desarrollar los territorios de donde escapan a la desesperada todos esos jóvenes que se juegan la vida para llegar a la Europa rica, donde después malviven.

Ellos son los más inocentes de toda esta tragedia: sus políticos, los traficantes de almas, los falsificadores de productos, los oportunistas de Occidente, los populistas que los instrumentalizan… Todos tienen la culpa, menos ellos.

El Astrolabio ( ABC )