AGENCIAS DE COLOCACIÓN

Los partidos políticos, casi sin excepción, se han convertido en agencias de colocación, tanto en la Administración central como en la autonómica, la provincial y la municipal.

Las empresas públicas, innecesarias en su inmensa mayoría, y la camelancia de los asesores completan la tropelía. Parientes, amiguetes y paniaguados, aborrascados ya por el viento del poder,giran como moscas en torno al panal de rica miel pública.

Luis María Anson ( El Mundo)