Hoy se me ha venido al recuerdo, cuando he visto reaparecer al “coletas” sin coleta en la campaña de Andalucía, ¡Dios, cada día se parece más al gallo de Morón!, aquella tarde que en el Congreso, don Pedro dijo que no podría formar Gobierno con don Pablo Iglesias porque eso sería dejarle sin dormir… bueno, y ya saben que al final no solo lo hizo Vicepresidente sino que llegaron a acostarse juntos (“Dos que se acuestan en un mismo colchón pronto se vuelven de la misma opinión”) con los independentistas, los etarras, los nacionalistas y hasta con el de Teruel.

Hoy, sin embargo, según me ha dicho mi “garganta profunda” en la Moncloa, el señor Presidente no duerme pensando en el de los bigotes, o sea, don José María Aznar. Aquellas fotos de Aznar con el Presidente Bush de los Estados Unidos en el rancho de Texas, y con las patas sobre la mesa que dieron la vuelta al mundo, le han quitado el sueño y hasta está perdiendo las ganas de comer.

¿Cómo un mindundi, esaborío, que llevó España a la guerra (una gran maniobra del “Agit-pro” comunista), pudo hacerse esas fotos con el Presidente de los Estados Unidos de América y yo no me he podido ni acercar al actual Presidente? A esto hay que buscarle una solución, porque ahora sí que es verdad que no duermo. Tanto que para no tener que pensar más en ellas y romperme la cabeza he mandado que me decoren la habitación del Palacio de Doñana con aquellas fotos, así no tendré que romperme la cabeza.

Y efectivamente, en su dormitorio figuran ya estas fotos:

Ahora hablemos en serio, es posible que todavía muchos solo recuerden a Aznar por la guerra de Irak (el montaje de la Izquierda más feroz que se ha hecho contra un Presidente español), porque así tapan lo que hicieron después Zapatero y este caballero que está al borde de la Traición al Estado, con sus tejemanejes con Marruecos y Argelia… y calla que aquello fue el mayor éxito que podría apuntarse un Presidente español. Que un Presidente español estuviese en una reunión de tres (o sea, el Presidente de los Estados Unidos, el Primer Ministro de Inglaterra y el Jefe de Gobierno español) es el mayor éxito político que podía apuntarse un político español.

 

Muchos no se han dado cuenta de lo que aquello significaba, pero ver  a don José María Aznar sentado en una mesa con las piernas estiradas y al lado del hombre más poderoso del mundo, por sí solo se merecía un recuerdo especial y hasta un monumento, ya que pasarán años, tal vez siglos y aquellas escenas no volverán a repetirse.

  

Y si no que se lo pregunten al actual Presidente, don Pedro, el hombre que hizo el ridículo corriendo detrás de Biden en Londres para hacerse simplemente una foto y el  “pobre diablo” que anda detrás de esas fotos como un pedigüeño e incluso intentando comprarlas.

Por tanto no me extraña que no pueda dormir viendo estas fotos que hoy le reproduzco para que las tenga más presente y a los lectores de este valiente “Correo de España” para que no olviden que un día tuvimos un Presidente que se permitía el lujo de poner las patas sobre la mesa en la misma casa del Presidente de los Estados Unidos.

Link de fotos: aznar y bush en el rancho de texas – Bing images

Julio Merino ( El Correo de España )