ALEGRÍA

Querido Sanfuá,
me mojo y me pringo:
en este domingo
(o séase, ¡ya!)
por fin cambiará
lo que nos estresa
(de forma notable).
¡Tendremos sorpresa,
y muy agradable!

Iré sin rodeos;
le voy a ser claro:
se van a ir al paro
los que hacen sondeos.
No son mis deseos,
ni es una promesa…
Deje que le hable:
¡Tendremos sorpresa,
y muy agradable!

El lunes que viene
(¡oh, lunes bendito!)
vendrá el trifachito:
¡no habrá quien lo frene!
Sanfuá, no se apene,
pues Sánchez ya cesa
(y él es el culpable).
¡Tendremos sorpresa,
y muy agradable!

Será un terremoto,
¡prepare el champaña!
Por fin en España
(¡lo siento, lo noto!),
por medio del voto,
la cizaña aviesa
va a ser extirpable.
¡Tendremos sorpresa,
y muy agradable!

Fray Josepho ( Libertad Digital )