Repasemos los hitos fundamentales de las decisiones letales para los españoles que están desnaturalizando la ya penosa Constitución Española, fuente de la desvertebración de España, de la generación de graves desigualdades entre españoles y de la desunión de los mismos.

Autor plenipotenciario de esas políticas, con la inspiración de los poderes oscuros internacionales, es nuestro inefable ojo que todo lo ve y delegado efectivo del supremo mando del Ingsoc (véase 1984 de Orwell); el señor Sánchez, su excelencia magnífica y excelsa.

Solamente en una semana tenemos sobre el tapete varios elementos fundamentales del diseño de control y dominio total de la población, entre otros que no se mencionan para no extenderme en exceso:

1.- El hachazo a la lengua común de todos los españoles abriendo la posibilidad más que probable, yo diría que constatable y efectiva, de que el español, mal llamado castellano pues no es de Castilla sino de todos los españoles, no sea lengua de aprendizaje, vehicular, sino lengua a ser liquidada en partes de nuestro territorio al mismo ritmo que se fragmenta la soberanía del pueblo español hasta hacer desaparecer la letra, el espíritu y la finalidad del artículo 3 de la Constitución que obliga a todos los españoles a conocer el español y el derecho a usarlo.

Llevan indefectiblemente a España hacia la división y separación de partes constitutivas del territorio, vulnerando, al mismo tiempo el artículo 2 que preserva la unidad de todo el territorio nacional y el 1 que configura la soberanía del pueblo español, una e indivisible. Y todo ello para que los nacionalistas se encuentren muy a gusto en este páramo de las libertades.

La lengua y el sistema educativo son los pilares y articuladores de la unidad nacional, y pilar que sustenta el Estado nacional español, desfigurado, desvertebrado e irreconocible, hasta su extinción y liquidación.

Pero el diseño de control y dominio, lavado de cerebro de nuestras nuevas generaciones, liquidación de la educación como idea antropológica y humanista, no acaba ahí. Van a convertir a la Inspección educativa en un nuevo comisariado político, acabando con su independencia funcional y su provisión mediante lo que ordena la Ley de Función Pública y de Régimen Jurídico de las Administraciones, que es que las plazas de naturaleza técnica se han de cubrir con los criterios de publicidad, de capacidad y de mérito. Otro apretón más al estrangulamiento de todo lo que signifique administración educativa con criterios de seguridad jurídica.

Y tampoco acaba la cosa ahí. Podríamos seguir enumerando cuestiones, pero brilla por su perversión la liquidación programada de la libertad de enseñanza, del artículo 27 de la C.E. que regula la libertad de creación de centros y la preserva de su ideario propio, de la libertad de los padres a elegir el tipo de educación para sus hijos, de acuerdo a la Declaración de derechos humanos, etc.

Este ejército de Atila no va a dejar bajo el casco de sus caballos no una hierba, sino atisbo alguno de fundamento del Derecho y de garantías constitucionales. Y no me extraña, porque el Tribunal Constitucional lo mejor es que estuviera cerrado a cal y canto. Ya es un despojo de lo que tenía que haber sido.

2.- La eliminación fáctica de los derechos fundamentales de los españoles, liquidándolos en la práctica, como son el derecho a la libre expresión, libre pensamiento y credo, libre cátedra de los docentes, libre reunión, manifestación y prensa, libre crítica a los poderes.

Se han ido ahogando todos esos derechos y libertades con la excusa de la Pandemia, lo cual hace que ésta se haya convertido en una plandemia, pues es más que evidente que se han utilizado las medidas para evitar la extensión de la epidemia del Cov Sars 2 virus para otros fines, cuales son el control férreo de la población y la conversión del sistema Democrático y Derecho, afirmado por el artículo 1 de la Constitución Española en un mero remedo de lo que está en la letra y el espíritu de la ley.

La expresión más significativa de este hecho es que se haya colocado en el BOE un verdadero instrumento para la persecución y cierre de comunicaciones, vídeos, audios, publicaciones digitales y demás medios de transmisión de la opinión, con la excusa de las llamadas noticias falsas.

Es decir, se va a instituir un verdadero ministerio de la verdad orwelliano, en un calco asombroso con el de 1984 de Orwell, que es un verdadero oráculo de lo que nos está sucediendo. Y esto se añade a la Memoria histórica democrática, verdadero oxímoron impúdico para perseguir versiones de la historia no coincidentes con la visión falaz de unos gobernantes, que han perdido la legitimidad de ejercicio, siendo la de origen realmente cuestionable.

3.- Se está gastando el dinero recaudado con la aportación contributiva de los sufridos y esquilmados españoles en temas varios que no están destinados a favorecer el bienestar y provecho del conjunto de los españoles. Por ejemplo, la donación a Marruecos de vehículos cuyo valor unitario es de más de 60.000 euros con un valor total de casi 9.000.000 de euros.

Con la que nos está cayendo a los españoles. Y no será por el respeto del Califa alauita a la soberanía española o al control de  la invasión programada, disfrazada de emigración de naturaleza económica. O la subvención por valor de 196.360 euros a la Federación de Mujeres Progresistas que es otro de los tentáculos socialistas, o la que se le da a la Fundación Triángulo de LGTB por cuantía de 48.740 euros.

O a las de valor unitario de 43.211 a cada una de las diferentes organizaciones como la Coordinadora de Organizaciones de Mujeres para la Participación y la Igualdad, o la de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres,  o para la Asociación de Familias de Menores Trans (Chrysalis). O esta otra de 30.952  para la Asociación Socio-Cultural de las Minorías Étnicas (Unga).

O esta otra de 30.499 a la Asociación de Migrantes y Refugiados LGTB de la Comunidad de Madrid. Y esta muestra no es más que una pequeña referencia del conjunto de goteras de un presupuesto que va a ser de guerra, que, mientras la gente corriente se las está pasando canutas con miles de comercios, establecimientos hosteleros, PYMES, autónomos, trabajadores de la industria, etc, se va a las colas del hambre, esta gente de mal vivir nos vacía lo que queda de unas arcas ya de sí escuálidas y exhaustas de tanto ser exprimidas para gozo y disfrute de esta panda de canallas.

Ya ven ustedes para qué se está usando la Pandemia:

1.- Para secuestrar nuestros derechos y libertades.

2.- Para tenernos embozados y callados.

3.- Para colarnos con nocturnidad y alevosía verdaderas decisiones que transgreden no solamente los principios del Derecho, sino las Convenciones internacionales.

4.- Para cuestiones que son demasiado fuertes mentar en un artículo como el presente, constitutivas de presuntos delitos a investigar.

Ernesto Ladrón de Guevara ( El Correo de España )