ALOCADA ESPIRAL DE GASTO PÚBLICO

En un país con la deuda situada en el 98% del PIB promover políticas expansivas de gasto es no sólo un error garrafal, sino una irresponsabilidad dolosa.

El acuerdo presupuestario de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se atiene a esos cánones con una verbena despilfarradora de al menos 5.500 millones de 2019 a los que se agregarán otros 2.000 como mínimo, como adelanta LA RAZÓN.

Puede que la izquierda abone así su campo de votos, pero en realidad lo que hace es sembrar ruina futura para el país.

La Razón

viñeta de Linda Galmor