ALSASUA: COACCIONES INACEPTABLES

El juicio contra ocho acusados de la agresión en 2016 a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra), que arranca hoy en la Audiencia Nacional, viene precedido de la manifestación convocada en Pamplona el pasado sábado.

Esta protesta supone una coacción inadmisible a la acción de la Justicia, máxime después de que el Gobierno navarro la respaldara de forma irresponsable. Los imputados están acusados de un delito de terrorismo, dado que los hechos se enmarcaron en las campañas orientadas a expulsar a las fuerzas de Seguridad del Estado del País Vasco y de Navarra.

No fue una mera pelea de bar, como demagógicamente blande el nacionalismo vasco. Fue una agresión en un clima de miedo y rechazo a los agentes.

El Mundo