AMOR ETERNO

Podrá nublarse el sol eternamente;

podrá secarse en un instante el mar;

podrá romperse el eje de la tierra

como un débil cristal.

 

¡ Todo sucederá ! Podrá la muerte

cubrirme con su fúnebre crespón;

pero jamás en mí podrá apagarse

la llama de tu amor.

G. Adolfo Bécquer

Buenos días y feliz San Valentin.