«Estamos viviendo momentos muy graves para nuestra vida democrática y en estas circunstancias quiero dirigirme directamente a todos los españoles. Todos hemos sido testigos de los hechos que se han producido en Cataluña con la pretensión final de la Generalitat de que sea proclamada ILEGALMENTE la independencia de Cataluña…

CARTA ABIERTA AL REY FELIPE VI De Julio MERINO

Señorno es esta la primera vez que me dirijo a usted y si en anteriores ocasiones no le pedía que me respondiese, en este caso no solo se lo pido, sino que, como español dolido y preocupado, se lo ruego.

Señor, le aseguro que desde anoche que leí integro (46 páginas) el “Acuerdo” que han firmado los tres Partidos independentistas catalanes (ERC, CxCAT y CUP) no he podido dejar de llorar lagrimas de pena, por ver dónde han llegado las cosas en y con Cataluña.

Señor, hoy le reproduzco el texto íntegro, aunque sea largo, por si todavía no lo ha leído, pues estoy seguro que se quedará asombrado de la desfachatez y el descaro con la que reclaman y anuncian la independencia de Cataluña, a plazo fijo e indicando, uno a uno y con lujo de detalles, los pasos que van a dar a partir del `próximo día 26, cuando asuman el Poder total de la Generalitat.

Señor, especial preocupación nos causa ver cómo están dispuestos a romper la Unidad de España y la Constitución del 78 y reprobar la Monarquía, que VOS representáis, e instaurar la Republica catalana.

Señor, he releído su discurso del 3-10-2017 (que tengo enmarcado en mi despacho), aquel con el que consiguió, al menos, desmontar y paralizar el Golpe de Estado ya en marcha en aquellas fechas, y aparte de emocionarme una vez más me ha hecho pensar que ha llegado de nuevo la hora de que como Jefe del Estado deje oír su voz y modere a las Instancias del Estado para detener lo que ya han programado esos locos…

Señor, si esto no se detiene ahora, mañana será demasiado tarde y le recuerdo lo que hizo su padre para detener y hacer fracasar aquel “23-F”  de 1981 (lo de hoy de Cataluña es incluso más grave) y le recuerdo que por no plantarle cara en su momento a Hitler las Potencias europeas vieron un día al líder nazi paseando por París y bajo el Arco del Triunfo.

Señor, evite que los españoles tengamos que ver un día al huido Puigdemont paseando por la Gran Vía, la Plaza de España y la Puerta del Sol.

Señor, hable al pueblo español para que sepamos que al menos alguien tiene el timón del barco en sus manos, ya que el actual Presidente del Gobierno parece haberse olvidado de España.

Le saluda atentamente este viejo periodista que casi le vio nacer a usted.

Julio Merino

El Correo de España