APLAUSO

Cuando en 2012 Rajoy consiguió en Europa cuarenta mil millones de euros para las cajas de ahorros, toda la prensa adicta al PSOE y a la extrema izquierda, canales de televisión incluidos y sesudos editorialistas, hablaron de «rescate».

Era la forma que tenía la izquierda española, tan cainita a lo largo de los años, para desprestigiar al Gobierno de entonces.

Poco importaba explicar que, gracias a aquel rescate, se salvaban los ahorros y las cuentas corrientes de miles y miles de españoles atrapados en aquellas entidades.

Ahora se celebra un acuerdo a través del cual la UE nos va a transferir en varios plazos casi 140.000 millones de euros. Nadie explica la letra pequeña.

En ella se fijan controles sobre nuestro presupuesto, obligación de nuevas reformas y mantenimiento de la laboral, tan vilipendiada.

Vamos, que Pablo Iglesias y Bildu se la comerán con patatas. Por eso los aplausos de los ministros a Sánchez suenan a esas risas nada espontáneas de las comedias televisivas americanas.

Yo aplaudiré a aquel presidente que no tenga que pedir dinero a la UE porque ha gestionado bien España.

El Astrolabio ( ABC )