ARMONIZAR

Esta ministra portavoz que padecemos, con respuesta para todo con argumentos de la nada, quiere armonizar los impuestos para castigar a los ciudadanos que no han votado a su partido.

O creemos en el Estado autonómico o no creemos. Sánchez, el jefe de filas de los socialcomunistas, parece tener una fe ciega en ese modelo, a tenor de las cesiones a los nacionalistas desleales de Cataluña y el País Vasco.

Favores que suponen romper el principio de igualdad y avanzar un paso más hacia el desmantelamiento de España.

Al presidente de todos le da lo mismo, solo le preocupa dormir en La Moncloa. El que venga por detrás que lo arregle. Por su lado, la ministra Montero, la de Hacienda claro, pretende armonizar.

Pues puede empezar por homogenizar los libros de texto, los servicios sanitarios o tantas otras cuestiones que producen injusticia entre los españoles y que deberían avergonzarla como socialista que dice ser. Pero no, lo que ella busca es penalizar a quien no vota PSOE. Así de fácil.

Por cierto, señores ministros, ¿quién se va a comer ahora la basura tóxica vasca? ¿Eso también es armonizar?

El Astrolabio ( ABC )