Buenas tardes

flamencaz

Buenas tardes:

Dad sepulcro a vuestra pena,
mientras que llenan la escena
los pies de las bailarinas.

Echad la lira a la espalda.

¿Qué valen vuestras canciones
ante las ondulaciones
de los pliegues de una falda?

Nunca tendrán dos quintillas
trabajadas con primor,
el positivo valor
de dos fuertes pantorrillas.

Juan de la Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*