El Tango

11214266_716757138469509_1567554621755358164_n

Vivencia intransferible del cuerpo. Magia en el encuentro, en el alma no hay más lugar que para el tango milonguero. Que no quede viruta en el piso de la academia, brilla el charol siguiendo el compás. Ciñendo el talle y mirándose a los ojos, así se baila el tango, sentido y pasional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*