Seis horas seis, me pasé ante el televisor viendo la Sesión de Control de la Oposición al Gobierno y su Presidente. Y a pesar de las muchas notas que tomé voy a unificarlas en una sola, o mejor dicho en tres:

  1. Que está claro que en el panorama político ya hay dos Españas claras y diferenciadas y lo más peligroso, enfrentadas
  2. Que el Presidente Sánchez es el más listo de todos, que se ríe de todos, que domina la situación a placer… y que solo respeta e incluso teme a Santiago Abascal, el Presidente de VOX.
  3. Que el señor Sánchez juega con don Pablo Casado como el gato con el ratón (a pesar de que don Luis María Anson dijera ayer tarde que “Casado acorrala a Sánchez”) y que como el señor Casado siga como Jefe de la Oposición largo me lo fiais y tendremos al sibilino Sánchez, ciertamente, hasta el año 50.
  4. Y ahora vayamos paso a paso.

    Que ya hay dos España se vio clarísimo. A un lado están el PP, VOX y Ciudadanos y al otro lado están el PSOE, los comunistas y demás ralea (o sea, que ya estamos en el río de Federico García Lorca y en la España del año 36)… y por eso ya da igual lo que digan unos y lo que digan otros.

    Para unos España se hunde y para otros España está mejor que nunca (porque ya incluso se aprobó ayer mismo la “Ley Trans” sí, esa que va a permitir que hasta los más jóvenes se cambien de sexo cuando quieran). Para, por ejemplo el señor Casado todo lo que ha hecho en estos el Gobierno Sánchez ha sido un desastre y por ello ha presentado ya 128 Recursos, el último contra los indultos de la semana pasada. Para el señor Sánchez al señor Casado solo hay que recordarle el pasado de su Partido para que se arrugue y la “bancada de las Izquierdas” se carcajee y se mofe del cobardica… y a la pobre (y bella, eso siempre) doña Inés Arrimadas la liquidó, en un gesto poco caballeroso recordándole que ya solo tenía 10 Diputados y que no pintaba nada en el concierto político actual. Juro por mi honor que me dio pena y que me hubiera gustado ser su amigo para consolarla.

    Está claro, la España del señor Sánchez, con sus socialistas, con sus comunistas, con sus independentistas, con sus nacionalistas, con sus etarras y con los vascos esperando que las brevas se caigan solas es la España que se agrupó en el Frente Popular tras las elecciones de febrero del 36 y la que, dirigida por el “Lenin español” el socialista Largo Caballero, se empeñó en aniquilar a la media España que no acababa de ponerse de rodillas y que acabó en la Guerra Civil del millón de muertos.

    Fue lo que ayer vi, aunque fuera por la televisión, en el Congreso de los Diputados. Ya están presentes y enfrentadas las dos Españas (aunque todavía no haya cañones a la vista).

    Bueno con relación a los protagonistas principales, solo puedo decir lo que vi, que el Presidente Sánchez domina el cotarro y tiene más tablas que Lola Flores. Alguien le dijo que era el Presidente de la mentira y tenía razón. Porque don Pedro, será lo que sea, pero es el tío más hábil de la España actual en saber mentir y desmentir, en inventar y sobretodo en prometer. Sus discursos son siempre el cuento de la lechera, los de las mil promesas (que luego nunca se cumplen, por supuesto) y el que es capaz de decir hoy “no a los indultos” y firmarlos al día siguiente…bien claro se lo señaló uno de sus “compinches”, el catalán Rufián, que incluso con gracia le comentó que lo mismo que acababa de decir que no habrá Referéndum de Autodeterminación, el que están exigiendo los catalanes, dijo en su momento con los indultos… o sea, que la palabra de don Pedro vale tanto como una perra delante de un colegio de niños.

    Y, sin embargo, es tan listo y tiene ya tantas tablas que lo ves, lo oyes, y hasta te convence (yo creo que para hablar con este hombre hay que ir uniformado con aquellas armaduras de los soldados de la Edad Media, para que te resbalen sus palabras, porque sino acabas votándole)

    Solo vi que hay un hombre que le pone nervioso, aunque él trate de disimularlo y se vio muy claramente cuando en la primera contrarréplica dijo “Mire usted señor Abascal, está claro que usted y yo tenemos pocas cosas que hablar” … pues claro…quizás, o sin quizás, porque don Pedro se ha dado cuenta que con Abascal no va a poder jugar, o no se puede jugar, como viene jugando y sigue jugando con don Pablo Casado… y porque sabe que, antes o después, VOX será su verdadera Oposición.

    En cuanto al señor Casado solo puedo decir lo que vengo diciendo, que como siga al frente del PP, el PP acabará siendo el complemento de VOX y que solo hay un líder posible que levante el PP y que pueda afrontar las próximas elecciones con posibilidades de éxito. Naturalmente, me refiero a doña Isabel Díaz Ayuso. Casado será un buen orador, como dicen algunos, pero por naturaleza es un hombre acomplejado, cobardica, miedoso, fofo… todo lo contrario que la señora Ayuso, una mujer que, como lo ha demostrado y como ha sabido transmitirlo al pueblo es valiente y sabe enfrentarse al enemigo a pecho descubierto y sin miedos. Por tanto, si la Derecha española quiere que España no se hunda más y que alguien pueda echar al señor Sánchez de la Moncloa no tienen más remedio que cambiar de caballo aunque sea en plena carrera. Casado no gana ni en su pueblo y doña Isabel ganaría en toda España, como ha ganado arrolladoramente en Madrid.

    Y esta es, señores, la España que hoy vivimos ¡Dios y esto, antes de que traigan la III República que ya viene de camino! ¡Atención al disco rojo!

    Julio Merino ( El Correo de España )