EL ATENTADO DE GOBERNAR EN CHÁNDAL

La comunidad internacional no puede seguir ni un segundo más de brazos cruzados. Maduro está inhabilitado para gobernar un país, no digamos uno tan importante como Venezuela. El chavismo ha arreciado la represión contra sus opositores; ha arrasado la economía de una nación con infinitos recursos naturales; ha laminado hasta la última de las instituciones democráticas…

Todo lo ha hecho el régimen con absoluta impunidad. Pero lo que clamaría al cielo es que pueda seguir como jefe de Estado un tipo que se atreve a fotografiarse en chándal. Urge un tribunal supranacional que juzgue a mandatarios por atentados al buen gusto de lesa humanidad como éste.

Eduardo Álvarez ( El Mundo )