AUTONOMÍA FISCAL

Es curiosa y chocante la forma socialista de cohesionar los territorios: desautorizar a aquellas comunidades autónomas que, en su legítimo derecho, proponen rebajar los impuestos.

Eso sí, cuando a estos presuntos progresistas del PSOE se les propone la tarjeta sanitaria única para toda España, enseñar la misma Historia en todo el territorio nacional o recentralizar la Justicia para evitar disfunciones e injusticias, ponen el grito en el cielo.

Prefieren dejarse llevar por los senderos reaccionarios del nacionalismo periférico, que a tantas desgracias nos han conducido. Tal vez convenga recordar a María Jesús Montero -médico de familia metida a experta fiscal- o a Carmen Calvo -la del dinero público no es de nadie- que, en las sociedades libres y avanzadas, la riqueza es de los ciudadanos y que hemos aceptado el pacto según el cual paga más el que más tiene.

Eso no significa que, ahora que consolidamos la autonomía fiscal de unos territorios por coyunturas espurias, vayamos a castigar a los que lo hacen bien y no votan socialista. Eso en democracia tiene otro nombre…

El Astrolabio ( ABC )