AYUDANTE

«Es inminente la victoria de la democracia en Venezuela con unas elecciones exitosas. Así lo podrán corroborar los observadores electorales y líderes como el ex presidente Zapatero, que vino como acompañante internacional», declaró antes de la votación-farsa el dictador Maduro, tras afirmar el acompañante «no tener duda de que los venezolanos van a votar libremente».

A Zapatero no se le pedía que fuese un Gide de regreso de la URSS. Sólo que se abstuviera de involucrar a España en una maniobra tan macabra como falsamente pluralista, por respeto hacia los venezolanos a los que un carnet de la patria no puede comprar; todavía. Sólo hay un ser más despreciable que el verdugo.

Por decencia, el PSOE debería desautorizar al ayudante de Maduro; por cálculo, si no quiere que lo desautoricen otras urnas. Españolas.

Tadeu ( El Mundo )