ALICIA ALONSO

aliciaalonso

ALICIA ALONSO

La cubana Alicia Alonso no baila, vuela como un pajarillo elegante y piadoso que regala sus colores al mundo. Gracias al teatro, generoso con sus gentes, tuve la fortuna de estar la semana pasada un rato a su vera. Fue en Segovia, en una iglesia en la que Juan de la Cruz paraba, y que ahora ha sido convertida en un teatro. Allí la Unesco nombraba a sus embajadoras de las artes escénicas.

Allí la vi llegar; pequeñita ya, aupada por sus asistentes, ciega desde hace muchos años, colorida y sonriente como siempre. Noventa y seis años de vuelo, de entrega, de amor a la vida. Porque Alicia quiere quedarse aquí aunque solo sea para crear estelas con sus manos maestras.

Para sentir que el ballet clásico sigue transportando al ser humano a lugares muy altos.

Paloma Pedrero ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*