BALBUCEO

En Los Desayunos de TVE, sobre la discriminación femenina en Ciencia, dijo el astronauta político: “¿Qué puedo hacer? Pensar si una discriminación positiva sería una ventaja que resolviera el problema, o a lo mejor eso hiciera de menos a las mujeres que, de verdad, están compitiendo.

Es muy difícil. Es un área donde la competencia es muy fuerte y leal y con evaluaciones externas. Creo que hay que hacer algo pero, eeeh, no sé exactamente cómo abordarlo. Lo que yo puedo hacer es poner en lo alto del ministerio igual número de hombres que mujeres ¡o incluso hasta más mujeres!

Pero, eeeeh, hay que hacer algo… Balbuceo un poco porque es un problema complejo de resolver: la discriminación positiva a veces puede ser… eeeh, negativa también”. No era balbuceo: era intentar hacer compatible lo correcto con lo políticamente correcto. Durará poco.

Tadeu ( El Mundo )