El acuerdo europeo es un rescate de España por las contraprestaciones que se derivan de la percepción de 140.000 millones, tanto en el control de esos créditos y transferencias como en las reformas a las que obliga.

Cuando aún esta semana se siguen abonando las letras de cambio giradas en los años bobos de Zapatero, con unos independentistas a los que su política de apaciguamiento armó la tentativa de golpe de Estado de 2017 de quienes ahora pretenden volver a las andadas, con su sosias en la Alianza de Civilizaciones.

Francisco Rosell ( El Mundo )