Se dirigía la vicepresidenta Carmen Calvo, hace algún tiempo, a una mujer político de otro partido y en referencia a su feminismo preponderante y al poco importante de su oponente, ¡Bonita!. Téngase pues en cuenta que la Doña, es mas demócrata y mas feminista que nadie y, como ella misma dijo a la otra que no era socialista y por lo tanto no podía ser ni tan demócrata, ni tan feminista: ¡Bonita!

Podríamos seguir aquí con Carmen Calvo, que tela con ella hay para cortar y mucha: ¡y lo haremos!, pero no, hoy no, vamos a explicar algo que me ha dejado frío, y es la actuación y explicaciones de otra ¡Bonita!, la ministra de desigualdad. Esa ex-cajera de las tiendas Saturn, que nos da una excelente explicación de su postura frente al «8M», la postura del desgobierno de la Nación Española, la postura de los otros ministros, la de los ministros de la oposición y la de ¡la sursuncorda!.

En fin y para no seguir dando rodeos, vayamos al nudo gordiano de la cuestión. Como ya saben el próximo lunes es el «8M», día mundial de la mujer trabajadora, que por obra y gracia de las indocumentadas se ha quedado en día de la mujer, lo de trabajadora se ha perdido, como se perdió la virginidad, y como ambas perdidas mejor no hablar de ellas, aunque está claro que lo de «trabajadora» se ha perdido básicamente porque las mujeres que han manipulado el término en su conjunto pues, como que no han trabajado nunca y, por lo tanto es mejor no mentar a la bicha, no sea que alguien vaya y las ponga a trabajar.

Sigamos: Como todos ustedes saben y conocen se achaca a la celebración del «8M» del año pasado la explosión contaminante del virus, como no es conveniente exagerar, es cierto a medias, pues no solo paso este evento el 8 de marzo del 2020, sino otros muchos, pero en realidad lo que si es cierto es que se llego a la celebración y contaminación subsiguiente de este, por la simple causa de mantener el calendario ideológico de estas descerebradas que andan por ahí imponiendo su ideología de genero, cuando si tenemos en cuenta a la RAE, debiera ser ideología de sexo, pues las personas tienen sexo (generalmente poco) y son las palabras las que tienen genero.

Pero esa tremenda estulticia de las podemonguer y las asociadas de las feministas les lleva a traducir el «gender» extranjero por el «género» español, ¡que cantidad de analfabetos funcionales ha creado la EGB!.

Bueno, como no tuvieron suficiente con crear la situación que facilitó la Plandemia en España, pues un año después erre que erre. Ellas a lo suyo y quieren manifestarse contra el machismo, el patriarcado, y todos los demás mantras que se han inventado en su locura neo-marxista, pues de todo eso que hablan ha desaparecido prácticamente en todas sus formas y difícilmente regresaría, sin fuese por su cansina posición ideológica, que puede revertir precisamente la situación actual.

Y seguimos. Pese a que el desgobierno nacional y autonómico crea lo de no más de cuatro en una reunión, prohibición de reuniones en los domicilios a los no convivientes, horarios increíblemente estúpidos, etc…. van y dicen que a ellas no les quita nadie su manifestación multitudinaria, basándose en que hay gente que no respeta las imposiciones desgubernamentales sobre confinamientos y demás. Grandioso, como la gente lo hace mal, en vez de proponer soluciones, vamos a hacerlo peor.

Y aquí aparece una lenguaraz portavoz de una desconocida asociación feminista que acusa al desgobierno menchevique-bolchevique de ser machista, misoginia, antideocratico, etc, bueno ya saben la retahíla de adjetivos descalificativos.

Y calificando al delegado del desgobierno, antes gobernador civil, de dictatorial y franquista, algo no muy lejos de la realidad porque el político que ocupa el cargo, además de jefecillo del partido socialista en Madrid, va y se llama Franco de apellido, algo que viene que ni pintado.

En definitiva, no piensan hacer caso de la prohibición franquista y ellas van a salir a la cale y manifestarse, caiga quien caiga. Supongo que si es cierta la Plandemia, caerá mucha gente, sobretodo entre las mismas manifestantes, manifestantes y manifestantos.

Y más todavía, como esto tenía que apostillarlo alguien con peso moral, intelectual y sobretodo con ese peso que da la ciencia adquirida y el prestigio del puesto ocupado va y sale este jueves tarde, la señora ministra de igualdad, pareja impertérrita del vicepresidente de temas sociales y agenda 2030, ese que dijo que él tomaba el mando de las residencias de mayores, justo antes de que unas decenas de miles de aquellos que vivían, y digo vivían porque ya no, abandonaran este valle de lágrimas mientras el «vice» entraba en inactividad respecto a ellos.

Pero, volvamos a la ministra, que va a recibir 451 millones de euros este año para mantener entre otras cosas la yerba del jardín del Instituto de la Mujer en una altura inferior a 10 centímetros, con el oportuno concurso de los jardineros pagados por el ministerio.

Y, ¿cómo apostillo? Pues, diciendo que ella como ministra respetaba lo dicho por las autoridades sanitarias, pero como mujer y feminista…: una serie de mantras de no te menees contra los machistas, patriarcales y demás del consejo de ministros de la Nación Española, es decir el desgobierno..

Pregunto yo, esta ex-cajera del Saturn, ¿pertenece o no al citado consejo de ministros? Respuesta, pues pertenece, de hecho recuerdo haberla visto jurar o prometer el cargo. Algo que yo recuerdo, aunque por lo dicho queda claro que ella no recuerdo que juró o prometió. Y ¡digo yo!

¡BONITA! ¿POR QUE NO DIMITES? Y dejas ese gobierno que según tú está lleno de lo peor de lo peor. Eso, ¿Por qué te quedas con ellos?. Creo que la respuesta la conocen ustedes perfectamente. Y ahí lo dejo….

José Antonio Ruiz de la Hermosa ( El Correo de España )

viñeta de Linda Galmor