Tan dulces y tan bellas,
que nerviosos, mis dedos,
se mueven hacia el cielo,
imitando tijeras.

Oh, mis dedos quisieran
cortar estrellas.

Feliz descanso y mucho ánimo.