El alma trémula y sola,
padece al anochecer:
Hay baile; vamos a ver
la bailarina española.

Ya llega la bailarina:
Soberbia y pálida llega;
¿Cómo dicen que es gallega?
Pues dicen mal: es divina.

José Martí

Feliz descanso y mucho ánimo.