En la dulzura de la amistad,
haya lugar para la risa,
para los placeres compartidos.

Porque en el rocío de las pequeñas cosas,
el corazón encuentra su mañana,
y toma su frescura.

Feliz descanso y mucho ánimo.