Bailaba la niña alegre
en una noche estrellada,
movíase, al son del aire,
bajo la luna de plata.

¡Cómo bailaba la niña!
¡Cómo la niña bailaba!

Con ojos como dos faros
y finas pestañas bordadas,
con el corazón muy blanco
y mariposas en el alma.

Danzaba la alegre niña
bajo la noche estrellada,
¡ Cómo bailaba la niña,
cómo la niña bailaba !.

Almudena Orellana Palomares

Feliz descanso y mucho ánimo.