Amé constante, a los que no me amaron
y les di la verdad, cuando mintieron.

Mientras unos temblando me besaron,
rogó mi beso a los que no quisieron.

Siempre busqué los que jamás me hallaron.
mi voz llamó los que jamás me oyeron.

Y los que resignados me esperaron.

Laura Victoria

Feliz descanso y mucho ánimo.