Ay voz secreta,
del amor oscuro,
¡ ay balido sin lanas !
¡ ay herida !
¡ ay aguja de hiel,
camelia hundida!
¡ay corriente sin mar,
ciudad sin muro !.

¡ Ay noche inmensa
de perfil seguro,
montaña celestial
de angustia erguida !
¡ Ay silencio sin fin,
lirio maduro !

F.G. Lorca

Feliz descanso y mucho ánimo