El alma trémula y sola
pdece al anochecer,
hay baile; vamos a ver
Lla bailarina española.

Han hecho bien en quitar,
el banderón de la acera,
porque si está la bandera,
no sé, yo no puedo entrar.

Ya llega la bailarina,
soberbia y pálida llega,
¿ Cómo dicen que es gallega ?
pues dicen mal: es divina.

Joé Martí

Feliz descanso y mucho ánimo.