Preciosa y brillante Luna,
de mi lindo corazón,
no te marches tan deprisa
y espera unas pocas horas,
hasta que aparezca el sol,
para poder disfrutar,
de tu bella compañía
y de los rayos del sol.

Feliz descanso y mucho ánimo.