Hemos de ser justos,
hemos de ser buenos.

Hemos de embriagarnos
de paz y amor.

Y llevar el alma
siempre a flor de labios.

Y desnudo y limpio
nuestro corazón.

Rubén Darío

Feliz descanso y mucho ánimo.