Por la tarde
cantaba en el jardín,
una canción de sol,
que fue pájaro
colorido y alegre.

Pero llegó la noche
y me fui a dormir
y la canción se hizo río
plateado y silencioso
y brazos de luna transparente.

Hasta que en la madrugada,
cruzó toda la ciudad,
para dormirse.

Feliz descanso y mucho ánimo.