La danza de la vida
hay que saber bailar,
la música que nos toque
y el tiempo nos lo dirá.

Si es bella y romántica
danzaremos con alegría,
ternura y aromatizada
inspiración de poesía.

Si la música es triste
bailo sola y con pena,
tristeza en mi corazón
con lágrimas y cadenas.

Feliz descanso y mucho ánimo.