Esa oscura enfermedad,
que llaman melancolía
me trajo a la soledad
a verte, luna sombría.

Y llevar hasta tu esfera
mi solitaria armonía,
para hallar la compañera,
que escuche la pena mía.

Mas, pues no me da fortuna
otra más tierna amistad,
vengo con mis penas, luna,
a verte en la soledad.

Carolina Coronado

Feliz descanso y mucho ánimo.