Una vez más
hemos de decir adiós,
buenas noches,
ya es hora de soñar,
hora de partir
a ese mágico lugar…
ese lugar donde
sólo hay felicidad,
donde ya no existe dolor.

Feliz descanso y mucho ánimo.