Aquella música con la crecí
es sinónimo de libertad,
en sus suaves y penetrantes
movimientos esconden,
sabiamente la frescura,
que lentamente
conduce a seducir.

Feliz descanso y mucho ánimo.