Cae la noche
entre tus brazos
no hay ningún temor
la tempestad es música celestial

Las paredes me protegen,
tus manos también.

Es momento de cerrar los ojos
y dormir,
dormir para siempre
y soñar que este momento
nunca dejará de existir.

Feliz descanso y mucho ánimo.