Vieja y única compañera,
recitas los versos de mi alma,
sin ti, no hay poesía,
si ti, no hay literatura,
sin ti, no pienso,
sin ti, no vivo.
Te amo, Soledad.

Feliz descanso y mucho ánimo.