Soledad, bien te busqué
mientras tuve compañía…
Soledad, soledad mía,
viniste cuando se fue …

De sus brazos me escapé
cuando en sus brazos dormía;
estar a solas quería
sin adivinar por qué.

Toda la noche vagué
por verte, soledad mía;
regresé rayando el día,
y dormida la encontré.

Feliz descanso y mucho ánimo.