Bailemos toda la noche,
porque tres minutos
se convierten en para siempre.

Bailemos toda la noche,
porque así nada se interpone
entre tu piel y mi piel.

Bailemos toda la noche,
porque en la danza no hay acordes
de corazón roto.

Feliz descanso y mucho ánimo.