Es la noche desamparo
de las sierras hasta el mar.
pero yo, la que te mece,
¡ yo no tengo soledad !.

Es el cielo desamparo
si la Luna cae al mar,
pero yo, la que te estrecha,
¡ yo no tengo soledad !.

Es el mundo desamparo
y la carne triste va,
pero yo, la que te oprime,
¡ yo no tengo soledad !.

Gabriela Mistral

Feliz descanso y mucho ánimo.